miércoles, julio 09, 2014

Quiero Volver

Ha pasado tanto, yo que soy de esas que no dejaba pasar un mes sin dar señales de vida, me duele que mi blog esté así, patas pa' arriba: sin un poquito de amor.

Ahora mismo no tengo internet en mi casa, y eso hace que todo sea un mie%#,, que me pone de malas , espero volver y así contarles todo lo que ha pasado. Los que me tienen en facebook, saben que existo, pero nahh, ya saben que facebook es un sofisma de distracción. No hay nada como contar lo que ha pasado con pelos y señales sin pensar que una amiga a que no le caes tan bien, piense de ti o medio mundo en mi caso.

Volveré, pronto, eso espero.

Un fuerte abrazo y vaya como extraño, las extraño.

Marcita

viernes, mayo 09, 2014

Good Riddance (Time of your Life)

Y así defino estos días, sin saberlo, sin predecirlo han sido los mejores momentos de mi vida…


Another turning point
A fork stuck in the road
Time grabs you by the wrist
directs you where to go.
So make the best of this test
and don't ask why.
It's not a question
But a lesson learned in time.

It's something unpredictable
but in the end it's right.
I hope you had the time of your life.

So take the photographs
and still frames in your mind.
Hang them on a shelf
In good health and good times
Tattoos and memories
and dead skin on trial.
For what it's worth,
it was worth all the while.

It's something unpredictable
but in the end it's right.
I hope you had the time of your life.

(music breaks)

It's something unpredictable
but in the end it's right.
I hope you had the time of your life.

It's something unpredictable
but in the end it's right.

i hope we have the time of our lives


Sino puedes contra tu enemigo...

Creo que es imposible irse a vivir a algún lado y no cambiar un poco tu estilo de vida para poder intentar adaptarte. A mí también me pasó y claro ahora se me hace tan fácil, pero al principio vaya que me costó

Aquí va mi top 10 de las cosas que tuve que amoldar-cambiar durante estos meses en Estados Unidos.

1. aprender a caminar por horas durante tus viajes a ciudades tan colosales como Chicago y New York:
 La primera vez que caminé por dos horas sin parar fue en Chicago y casi me moría y las chicas como si nada y yo tratando de no morirme en el intento

2. Adiós almuerzo pesado: Como en este país no se detienen como en el mío para almorzar, toca comer algo liviano para que esas clases que tienes a las 12 o a la 1 de la tarde no te mueras del sueño. Al principio recuerdo que pasaba muerta de hambre todo el día. Ahora, nahh hasta me gusta. Veo que soy más eficiente sin tanta comida en la panza. Vamos a ver qué pasa cuando regrese a Colombia.

3. ¿Madrugar? Nahh yo paso. En Colombia por naturaleza y por la situación geográfica nos acostumbramos a madrugar, clases a las 6.30 de la mañana durante toda tu vida , sea en el colegio , universidad y en mi caso como profesora, también. Pero aquí, nadie es madrugador, o por lo menos los que yo he conocido. Para mis estudiantes la simple idea de tener clases a las 8 am es la peor catástrofe del mundo: Ellos son felices yendo a las cama tipo 1 o dos de la mañana y tener clases a las 10 am y claro, yo también me he puesto así: Para mí, ahora mismo la hora para acostarme es por muy temprano a las 12 y claro a las 7 de la mañana, lloro para levantarme. Oops esto será un problema grave al regresar.

4. Hágalo usted mismo: En Colombia si quiero comerme un pedazo de torta, simplemente voy a la pastelería- panadería más cercana y voy y lo compro: Aquí o sorpresa, las tortas no me gusta como saben y no hay una pastelería cercana (15 minutos en carro NO ES CERCA) Por lo que aprendí a hacer tortas y para sorpresa mía me ha encantado, tanto que quiero una batidora y cosas para hornear de cumpleaños (ya saben je je)

5. Ser una estudiante de universidad nuevamente: Para mi asumir mi papel aquí de estudiante-asistente de idiomas fue duro, ya que venía de tener muchas responsabilidades con mis trabajos y la maestría, por lo que pasar de tener tantas cosas que hacer a tener que trabajar por 15 horas a la semana fue algo que no me cabía en la cabeza. Ahora va a pasar todo lo contrario.

6. Adiós a lavar la loza: Durante este año, he aprendido a amar esa máquina del demonio llamada lava platos: al principio me parecía cosa loca, que ella no podía lavar bien los platos pero luego sucumbí y dije nahh, que se laven solitos y bueno, en Colombia no tengo lavador de platos por lo que voy a sufrir cada vez que me toque

7. Hola Calefacción /Aire Acondicionado TODO EL TIEMPO: Esto es algo que lo veo mal , mi consciencia me castiga ya que pienso en el medio ambiente: Yo en mi país jamás de los jamases he vivido con calefacción o aire acondicionado permanente, en las ciudades donde he vivido o hace un bochorno insoportable y te las tienes que arreglar un ventilador, jugos fríos, baños etc y fríos moderados (ya 10 grados no son tan traumáticos) y te abrigas bien, tomas mucho té y cosas calientes. Pero aquí siempre tienes la temperatura perfecta dentro de los lugares en que estás no importa el tiempo en el que estés “70 F”   18 0 20 Celsius. Ahora que regrese a mi isla seré una ogra con lo del calor ja ja.

8. Hola Internet Gratis y de buena calidad: En la isla donde vengo el internet es pésimo, malo, insoportable, frustrante y bueno sirve para encontrar otros pasatiempos en lugar de pasar pegada en internet, pero soy honesta, soy adicta a esos aparetejos y claro: Aquí tengo mi iPad con Spotify las 24 horas del día, mi IPad descargando libros gratis para leer y viendo correos cuando tengo pereza de abril el computador portátil  para escribir correos, ver blogs (tengo que acostumbrarme a ver sus actualizaciones desde el IPad) por lo que voy a llorar cuando regrese.

9. Inglés. Inglés Todo el tiempo: Creo que me va a ser raro volver a mi país sabiendo que mi uso del inglés se va a reducir un montón, bueno aunque tengo que destacar el hecho que yo vivo con dos chicas con las que hablo español todo el tiempo, pero ese cambio de inglés a español y viceversa cuando lo necesitamos o según la ocasión me va a hacer falta.

10. Adiós metabolismo: Ya que ya no tengo 20 años y aquí hay demasiada comida, tocó volverse amiga del ejercicio al tal punto de disfrutarlo y pensar en hacerlo parte de mi rutina.


Y Cuéntenme ustedes, ¿les ha tocado hacer alguna de estas cosas u otras nuevas?

Lo que deseé algún día...

Esta aventura que está a punto de terminar se puede en cierta forma traducir en todas esas ideas y sueños que en algún momento se me cruzaron por la cabeza a través de los años, pero por una cosa u otra siempre estuvieron esos pensamientos rondando por mi cabeza entre una situación y otra: Era como si me recordaran que no era imposible conseguirlas, que sí podía hacerlo, solo debía seguir siendo paciente y continuar el camino.

Estoy a cuatro días de irme de esta universidad que me abrió las puertas, donde conocí hermosas personas, mis estudiantes han sido lo mejor que me ha pasado como profesora, ser capaz de compartir mi idioma, lo que soy, mi esencia que se transmite en mi forma de interactuar, ese acento que ha ido cambiando poco a poco al tener que interactuar entre el español de Argentina y España y el inglés por todos lados. Ser capaz de vivir fuera de mi país y adaptarme al punto que abandoné la idea del almuerzo caliente con sopas, frijoles y arroz y cambiarlo a un sándwich de jamón y salami, fruta y agua.

Poder vivir la experiencia de estar en un país de habla inglesa, interactuar, sentir mi cerebro como marchaba  a velocidades inverosímiles para poder captar todo lo que recibía mientras se debatía entre los dos idiomas. Pero a esto le incluí estudiar Francés, por lo que pasé muchas horas, entre los tres idiomas y fue maravilloso. Tener la oportunidad de reencontrarme con ese francés que tenía olvidado me ha hecho sentir que mi mente se ha adaptado a los idiomas, es tan fácil aprenderlos, recordar y seguir con el proceso.

Además de los idiomas, como saben los lugares que he visitado, y los que voy a visitar ahora en mi última aventura por la costa oeste en California.

En mi visita iré a San Francisco, la ciudad de la cual leí cuando tenía 14 años, una historia de amor que se desarrolla allí, cuando leí esa novela me imaginaba esos lugares lo que la autora describía, además que fue la primera vez que dije que quería aprender francés. Pues heme aquí, 14 años después, hablando francés y a punto de visitar esa ciudad. Puede sonar tonto para algunas personas, pero para mi, solo significa que voy por buen camino y como les conté, es como si la vida me hubiera compensado por esos momentos NO gratos que he tenido que vivir.

Tantas cosas, ayer lloré al despedir dos de nuestros amigos, y se me va a partir el alma en dos una vez más cuando me tenga que despedir de mis chicas, de esas tres mujeres que muchas veces quise fulminarlas con la mirada, pero que poco a poco se fueron ganando mi corazón, y con nuestros pro y contras aprendimos a ser más tolerantes y ver el lado positivo de estar viviendo bajo el mismo techo: Los abrazos grupales, los días de cocina, los días de karaoke con música súper romántica, los días donde criticábamos a nuestros estudiantes, cuando nos confesábamos nuestras penas de amor y nuestros planes: Yo sé que voy a volverlas a ver pero es imposible no sentir nostalgia al tener que partir.
En Atlanta- Abril 2014


Sé que se estarán preguntando sobre mis planes a futuros y claro que los hay, siento que esta experiencia fue un incentivo más de esta persona viajera y emprendedora. He visto como un mundo de posibilidades se están abriendo y ver que el mundo es tan grande y está allí para conocerlo me llena de nervios, de inseguridades pero sigue la voz esa que me incentiva y me da la confianza de que todo se puede ir haciendo realidad poco a poco.

Una vez más, a empacar, a tener que reducir lo vivido en 33 kilos en dos maletas y esperar para que el futuro me siga sorprendiendo, por lo que puedo garantizar es eso, esa voz me lo dice “lo mejor está por venir”


Un fuerte abrazo para todas.


sábado, abril 05, 2014

Primavera, Agridulce Primavera

U
Un mes mas ha pasado, y ya entramos a Abril. La primavera que ahora comprendo porque todos la ansían tanto, después de tantos meses encerrados entre paredes, con chaquetas, guantes, gorros, y cuanta cosa se nos ocurra para estar calientes y no morirnos de hiportermia.

El titulo de mi Post es que la verdad en las ùltimas semanas me la he pasado enferma. Mi asma y alergia que como ustedes saben, muchas veces me da muchos dolores de cabeza, ha estado peor que nunca. A tal punto de tener que ir al medico porque por màs antialergicos que tomaba, no respiraba bien y a eso le habíamos sumado vómitos que hacìa que todo se complicara mucho màs. Por lo que sin mas remedio que aceptar que estaba peor qu elo creía, me fui a ver al doctor: Resultado: sinusitis y tratamiento co 10 días de tratamiento, al igual que inhaladores y medicina para descongestionar mis pobres vías respiratorios que no daban màs abasto.

De eso fue , dos semanas, poco a poco he ido recuperándome, todavía tengo problemas con el asma, pero ha mejorado, creo que he ido igual que el tiempo, poco a poco haciendo màs días soleados, días màs largos y por arte de magia tus ganas de hacer cosas y estar despierto hasta la 1 de la mañana se vuelve màs fácil. Milagros de la primavera, ¿cierto?

Ahora mismo me encuentro en Atlanta, disfrutando un fin de semana formidable, sentada en la grama, mientras veo a los niños jugando con sus pelotas, tomando gaseosa, sì , la ciudad con un museo en honor a la bebida màs famosa del mundo, pues creo que hace parte del paisaje. Esta vez tengo màs tiempo para relajarme, para disfrutar de estos instantes. 

Disfruto, tal como me lo aconsejaron todas ustedes que se dedicaron a escribir palabras de animo. Muchas gracias de todo corazón.

yo por ahora las dejo, Pido disculpas por acentos, pero este teclado para el ipad es un lìo.

Un abrazo para todas , y tengo que decir todos también ya que tengo un seguidor en mi blog también.  un saludo y bienvenido a este pedacito de internet.


martes, marzo 18, 2014

Nostalgia

A mi regreso de mi viaje de receso de primavera he caído en la cuenta que en poco tiempo regresaré a mi país. He vivido tantas cosas aquí y el tiempo ha pasado tanto pero tan rápido que sospecho que estos dos meses y medio que tengo todavía aquí en este país volaran de la misma forma.

Hoy una de mis estudiantes me dio una pequeña Torre Eiffel de su viaje a Paris. Me conmovió el corazón. Quiero y necesito escribir más o por lo menos compartir fotos con comentarios. El tiempo se me va como arena en las manos y veo que aunque extraño mi país, otra parte fuerte de mí, no quiere regresar.

La vida de las  personas que hemos decidido irnos y explorar el mundo tampoco es todo color de rosa.


Ahora en mis momentos de nostalgia los dejo con la foto de mi torrecita y con mi canción preferida de esta última parte del invierno en este país.




Todo pasa deprisa…

La última vez que escribí les conté que me estaba preparando para mi sustentación final de mi maestría. Pues ya de eso hace más de un mes.

Quiero agradecer a cada una de ustedes por sus tan bonitos deseos y buena energía. Me sentí muy apoyada y respaldada desde la distancia. Otra vez, gracias de todo corazón.  Todo salió muy bien, a parte que por los días de nieve que les conté  tuve mucho tiempo libre para poder preparar todo y practicar lo necesario con mi compañera en Colombia vía Skype. El día de la presentación estuve acompañada por mis compañeras y mi supervisora, quienes muy pacientemente se esperaron toda la hora y media que duró todo el evento, para darme un fuerte abrazo al final. No podía estar más feliz, el último pasito para culminar otro proceso lleno de tantas cosas como lo representa mi maestría. Ahora mismo solo estoy a la espera que mi diploma sea hecho y lo envíen a mi casita en Colombia. Eso sí, la fiesta quedará pendiente para mi regreso.

Foto ganadora del mes.


Luego lo que siguió no fue muy positivo en cierto sentido para mí, estuve enferma durante varios días, todavía lo estoy, los cambios de temperatura de finales de Febrero y lo que llevamos de este mes me han caído como un balde de agua fría y mis alergias están en su mejor esplendor. 

Ahora en Marzo viajé a New Orleans en Luisiana, regresé destrozada este Sábado después de pasar toda la noche y gran parte del día anterior viajando, además del sinnúmero de caminatas y trasnochadas que me pequé durante el viaje. Sin embargo, esta ciudad es de ensueño. Me encantaron sus calles, sus músicos tocando el violín, los magos haciéndonos sentir como niños una y otra vez. Sus bares de Jazz donde sientes la música y te dejas llevar por tus pies que tratan desesperadamente de seguir con compás mientras vas tomando  tu trago.

Fue un clima perfecto, esos 20 grados que tanto Su ama y que soy honesta he llegado amar con todo el alma.  La gente, con sus sonrisas, los taxistas amables, la comida. Definitivamente es un lugar que espero volver.

Les comparto  algunas fotos de mi viaje.

Gracias por estar allí.


Saluditos
Atlanta de Camino a NOLA

En Nola
En el SUR ya es Primavera

En el Tren

Ya llega el tren.. ♥

Burbujas en NOLA

a tu Salud

NOLA con mis Chicas